Sueños del diario.

Por: Iliana

  • 15th October
    2014
  • 15
Seria bonito decir que nuestras miradas se encontraron y que yo me acerque lentamente a ella. Seria bonito decir que sonreí y que le hable de cosas agradables, como príncipe azul de algún cuento de hadas.
Por desgracia, la vida casi nunca tiene un guión tan meticuloso. La verdad es que me quede allí plantado…
El nombre del viento- Patrick Routhfuss (via gaboffer)
  • 15th October
    2014
  • 15
  • 15th October
    2014
  • 15
No me quieras… Porque yo en esto del amor no conozco puntos medios. Yo te quiero todo, o no te quiero nada.
Mis intenciones, Magaly R.G. (via juntos-en-secreto)

(Source: juntos-en-secreto)

  • 15th October
    2014
  • 15
Sólo quiero que sepas, aunque sea por última vez, que te pensé tanto estos días que parecia que seguías aqui como siempre y que jamás lograrás entender cuánto te quiero y te querré porque para ti no es suficiente…
  • 15th October
    2014
  • 15
  • 14th October
    2014
  • 14

Es increíble como el amor nos vuelve tan ciegos, tan confiados, tan ilusos, tan fuertes y muchas veces tan debiles, creyendo promesas y promesas y aunque nos desilucionen, siempre queremos creer que hay algo de verdad en aquellas palabras solo por amor….

(Source: la-rutina-te-mata-conchetumare)

  • 14th October
    2014
  • 14
Quieres una relación sin comprometerte. Entonces no quieres una relación. Así pasa a veces. Por eso si no quieres amar a una persona, entonces mejor no comiences nada porque terminará así como comenzó.
Amigos lo dijeron… (via diariodeunacomunicadora)

(via minombre-zacnite)

  • 14th October
    2014
  • 14
  • 14th October
    2014
  • 14
Entonces lo vi dormido sobre el sillón con un libro entre sus brazos y los lentes torcidos. Su respiración era pausada y su rostro denotaba paz. Me acerqué a él y acaricié su mejilla, sonreí y besé su frente, me quedé ahí unos segundos mientras aspiraba su aroma y sentía la temperatura tibia de su piel. Al alejarme lo miré, era tan él… “Todo estará bien” Susurré. De pronto escuché un ruido, me giré y era el gato que me miraba con curiosidad. “Shhh” musité, pero él comenzó a moverse y asustada miré hacia los lados, retrocedí y, sin pensarlo dos veces, salí corriendo hacia mi habitación. Llegué agitada y nerviosa, pero sabía que él no me había sentido. Así mejor. Así estaba a salvo, al menos mi corazón.
A veces queremos en un silencio que todos escuchan a gritos. (via diariodeunacomunicadora)

(via minombre-zacnite)

  • 8th October
    2014
  • 08